Información

Los Aguardos son un tipo de caza muy habitual en Extremadura, es una práctica de caza nocturna donde la habilidad del cazador será crucial para conseguir abatir a su jabalí, que es la especie que se caza en esta modalidad.

Los aguardos comienzan mucho antes de comenzar la caza, días antes hay que localizar las zonas donde los jabalíes están entrando por la noche, se localizaran zonas donde los jabalíes entran a beber y bañarse en charcas, ríos y pequeños charcos. También se pueden localizar las zonas donde comen los jabalíes para preparar nuestros aguardos.

Una vez localizadas las zonas donde los jabalíes están por la noche se buscaran señales que indiquen que hay un gran jabalí, buscaremos refregaduras de barro que nos indicaran el tamaño del jabalí, al igual que las huellas que por su tamaño podemos hacernos una idea del tamaño, también se buscaran colmilladas en árboles que nos indicaran que se trata de un jabalí dominante con buenos colmillos, las hozaduras también pueden darnos pistas de cómo puede ser de ancha la boca y fuerza del jabalí.

Tras pistear decidiremos la zona donde realizaremos nuestros aguardos, pero no acaba aquí nuestro trabajo pues ahora tenemos que decidir dónde colocarnos, tenemos que tener en cuenta hacia donde sopla el viento, pues tenemos que colocarnos con el aire a favor para que el jabalí no pueda olernos, tenemos que buscar una zona un poco alejada de donde tiene que ir el jabalí con arboleda a nuestra espalda para que al vernos el jabalí nos confunda con la vegetación, pues nos va a ver, otra cosa es que nosotros no nos movamos ni hagamos ruido y se crea que somos parte del paisaje. Otra variable a tener en cuenta es la luna, pues debemos estar a la sombra de un árbol para que no nos de la luz nos refleje.

Gracias a los profesionales el puesto donde colocarnos deja de ser un quebradero de cabeza con las torretas, pero no debemos olvidar que solo se trata de donde colocarnos, pues tenemos que seguir teniendo en cuenta todas las demás variables y no confiarnos.

Una vez decidido donde se van a realizar los aguardos el cazador emprenderá su viaje a la finca para comenzar su día de caza, una vez que la noche esta próxima el guarda de la finca le guiara hasta su puesto al cazador donde lo dejara solo para que emprenda su aventura con la naturaleza, ahora está en mano del cazador el éxito del aguardo.

Como en las demás modalidades el cazador abonara una entrada antes de comenzar la caza para cubrir la gestión realizada y abonara el resto en proporción al jabalí que haya abatido.

Una vez terminan los aguardos los guardas y trabajadores de la finca se dirigirán al puesto para recoger al cazador y su trofeo, los trasladaran al cortijo de la finca donde a la mañana siguiente se preparara para que el cazador pueda llevarse su trofeo para que lo prepare su taxidermista. Monterías en Extremadura le facilita tu día de caza, pues después de hacer todas tus fotos con tu trofeo puedes ir tranquilamente a tu alojamiento y nosotros nos ocuparemos de todo, recogemos tu trofeo y preparamos con nuestros taxidermistas profesionales que te enviaran tu trofeo ya preparado a tu domicilio.

Podemos ofrecerte todo los servicios que necesites tanto alojamiento, como transporte, restaurantes, licencias, ocio…

Si eres un amante de esta modalidad de caza no puedes perder la oportunidad de practicar tu pasión y para todo cazador que nunca haya practicado los aguardos animarles a que vivan esta gran experiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies